Dolors Marín "Anarquismo y feminismo, notas para un debate constructivo"

19 Mar 2018

Gabinete de Prensa CGT/Macarena Amores

Video de la charla de Dolors Marín en las Jornadas Libertarias de Zaragoza 2018

 

 

Charla: Anarquismo y feminismo. Notas para un debate constructivo.

 

Dolors Marín: “La idea de que solo los hombres son quienes construyen los sindicatos se va rompiendo”

En el marco de las Jornadas Libertarias de Zaragoza, organizadas por CGT Aragón y que han tenido lugar del 13 al 18 de marzo, pudimos contar con la participación de Dolors Marín que presentó algunas biografías de mujeres relevantes del anarquismo español e internacional. Marin reconoció que por desgracia muchas de estas mujeres, que tanto han aportado al anarquismo, no aparecen en los libros de historia. De ahí que quisiera visibilizar sus trayectorias porque, como bien decía Carlos Taibo durante su charla, “hay personas que no han leído en su vida a Bakunin y son más anarquistas que muchas otras”.

En la humanidad hay dos clases de personas, según Marín. Por un lado están quienes obedecen y quieres ser obedecidos, y por otro quienes no obedecen a nada ni a nadie. “El anarquismo es una manera de vivir y por sus actos, como suele decirse, les conoceréis: acción directa, ir directamente al problema para resolverlo y estar a favor del más débil. Esto ha sido común en todas estas feministas”.

Dolors Marín quiso subrayar la vida y trayectoria de mujeres como:

-Mary Wollstonecraft, que fue esposa de William Godwin (autor del tratado anarquista sobre la moral). Activista y escritora infantil, llevó una vida que escandalizó a la sociedad inglesa de la época. Era anarquista y convivía con un anarquista y juntos consiguen ser pensadores de referencia en esta época. Wollstonecraft trabajará por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, algo impensable en este tiempo. Muere muy joven, a los 38 años, tras dar a luz a su hija Mary Shelley. La niña se nutrirá del pensamiento de sus progenitores. Romperá con la cultura occidental en una época en la que la ciencia se abre paso poco a poco y dentro de una moral cristiana. Mary Shelley logra escribir un libro, Frankestein, en el que expone la posibilidad de otro tipo de fecundación, describiendo a un ser que recibe la vida gracias a una descarga eléctrica. Es la vida a partir de la ciencia y no a partir de dios, una obra que no gustará en absoluto a la iglesia y que también hablará sobre la desigualdad, de aquel o aquella que no es aceptado o aceptada por el colectivo.

-Flora Tristán, peruana de origen español, sufrirá en primera persona el maltrato machista de su marido quien intentará acabar con su vida en varias ocasiones y del que no se puede separar. Fue una autodidacta, porque debido a su condición de mujer no pudo ir a la escuela. Se ganó un sitio en la sociedad francesa gracias a su trabajo en el ámbito feminista y por intentar organizar la unidad de los trabajadores de este tiempo. Antes incluso que Marx, Flora Tristán ya decía aquello de “trabajadores de todos los países, uníos”. Marx y Engels copiarán muchísimo de Flora Tristán. Destacó también por su activismo contra la pena de muerte y se preocupó mucho por las condiciones de vida de las mujeres extranjeras en la Europa de este momento. Una de sus hazañas más importantes consistió en colarse en la Cámara de los Lores de Reino Unido, vestida de hombre, para pedir el divorcio y la abolición de la pena de muerte. Naturalmente, después fue detenida.

-Luisa Michel será una de las grandes protagonistas de la Comuna de París y la primera anarquista en enarbolar una bandera negra. A pesar de no ser reconocida por su padre tuvo la suerte de ser educada por sus abuelos que eran ilustrados. Durante su etapa de activista abre escuelas teniendo en su mente las ideas muy claras en cuanto al funcionamiento de las mimas. En sus escuelas no hay ni premios ni castigos, se trabajan los centros de interés, se respetan los tiempos de los niños y se pasan muchas horas al aire libre. Escribirá obras de teatro sobre todo para niñas y participará en muchos periódicos alternativos de la época, a veces incluso bajo un pseudónimo. 

Luisa se hará anarquista casi al final de su vida, tras la experiencia de la Comuna de París y tras sufrir el exilio. Durante los dos meses que dura la experiencia de la Comuna de París, Luisa organiza comedores y guarderías.

Tras la Comuna de Parías fusilan a su compañero y a ella la destierran a Nueva Caledonia durante 10 años. En este nuevo lugar se convierte una gran antropóloga. Conseguirá que la dejen dar clases primero a los hijos de los desterrados y después a los hijos de los habitantes de la zona con el objetivo de que se subleven contra la metrópoli (Francia).

-Emma Goldman, de origen ruso, tuvo mucha relación con las anarquistas de Mujeres Libres. Militará en los círculos anarquistas y formará parte de los grupos de control de la natalidad. Será perseguida y represaliada por ello. Llegó a desilusionarse mucho con la deriva de la Revolución Rusa porque comprendió que no se estaban cumpliendo las expectativas de los anarquistas durante la misma.

-Antonia Maymón, antiespecista y naturista, nunca escondió su rechazo a las corridas de toros. Junto a Teresa Claramunt llevará a cabo una gran campaña contra la guerra de Marruecos.

-Teresa Claramunt, otra gran feminista, siempre recalcó la idea de que para vencer al capitalismo era necesario estar unidos entre compañeros. Es una mujer autodidacta y se formará en un ambiente textil. A Claramunt le debemos la gran frase  “Yo soy la esclava del esclavo”,  que hace referencia a que lo más bajo en esos momentos no era el obrero sino la mujer del obrero.

 

Disfrutad de la charla