Experiencias actuales 3. O Pelouro : Escuela integradora y vital

1 Oct 2014

En 1973, cuando apenas se conocía la integración como modelo educativo, nace O Pelouro : escuela para todos/as, sin distinción ni etiquetas.

O Pelouro es una escuela sin etiquetas : niños y niñas con autismo, síndrome de Down, con psicosis, con problemas de aprendizaje, también algunos sin problemas… Un espacio integrado en continua creación donde se acepta, simplemente, la diferencia.

Situada en Caldelas de Tui (Pontevedra), la escuela ocupa dos antiguos hoteles rehabilitados y es un espacio de descubrimiento y aprendizaje.

Pelouro significa en gallego piedra de río, un canto rodado por el que pasan las aguas, hasta hacer su forma suave, resistente y distinta. La energía de su ser arraiga en las relaciones del mundo rural gallego, en su psicología popular, por eso su pedagogía radica en la vida cotidiana del pueblo.

O Pelouro es un hogar-escuela, una casa donde los alumnos/as forman una gran familia. A eso de las 10 horas, cuando la escuela comienza, todos y todas se reúnen en asamblea y se decide qué se va a trabajar ese día.

Hay clase de lunes a jueves, aunque se aprende en cualquier momento y ante cualquier circunstancia durante toda la semana. Las materias son actividades que parten de las necesidades, las propuestas y los deseos dialogados entre niños y adultos.

Se conecta el saber y la ciencia con el placer por conocer y la vida en común. No hay horarios fijos, ni aulas-cajones, ni grupos cerrados… No hay rutina escolar, es una casa viva, donde se realizan las actividades propias de un hogar.

La edad del alumnado oscila entre los 2 y los 16 años, pero también hay chavales especiales de más edad. Son niños que aprenden sus diferencias y construyen allí su ser, durante toda su estancia, sea diurna o nocturna, sea activa o de ocio

Los profesores son mediadores : dejan que la propia vivencia construya el aprendizaje del niño y se retiran a tiempo cuando la experiencia lo está haciendo. Median y a la vez facilitan que el niño pueda aproximarse a la vivencia. Observan y lo acompañan durante este proceso.