CULTURA LIBERTARIA

1 Sep 2014

04. CULTURA LIBERTARIA
El anarquismo parte de la base que las leyes naturales son ineludibles y defiende la idea que, la solidaridad, la abnegación y el sacrificio por los demás no son propiedad de las religiones.

Para los teóricos anarquistas las leyes naturales, en el ámbito relacional, no conducen hacia la competición y la violencia, sino que están regidas por el principio solidario. Ésta es la idea principal que P. Kropotkin desarrolla en su obra El apoyo mutuo. Su teoría le lleva a afirmar que la anarquía será el producto inevitable de la evolución de las leyes naturales en la sociedad humana.

La solidaridad o apoyo mutuo es la alternativa que la ideología libertaria ofrece frente al orden burgués. La solidaridad es la clave de una sociedad mejor, y sólo desde su práctica se puede construir la sociedad altruista futura.

A fin de siglo había por todas partes “apóstoles de la idea” que recorrían el país a pie, a lomo de burro y en carromatos, sin un céntimo en el bolsillo. Los trabajadores los alojaban y les daban de comer. Así se inició un masivo proceso de aprendizaje. Por todas partes se veían braceros y campesinos que leían, y entre los analfabetos que aprendían de memoria artículos enteros de los periódicos y folletos. En cada pueblo había al menos un “ilustrado”, un obrero consciente, el cual se distinguía porque no fumaba. No jugaba, no bebía, profesaba el ateísmo, no estaba casado con su mujer, a la que era fiel, no bautizaba a sus hijos, leía mucho y trataba de transmitir sus conocimientos.

Anselmo Lorenzo, El proletariado militante