ATENEOS LIBERTARIOS

8 Sep 2014

08. ATENEOS LIBERTARIOS
El anarquismo ibérico se sustentaba en una tupida red de grupos. Casi no existía comarca en la que no funcionara una pequeña o grande sociedad obrera guiada por los principios anarquistas ; viviera un corresponsal, encargado de proporcionar información y vender prensa ácrata o se creara un grupo específico, de cuatro, cinco o seis miembros para discutir cual era la forma mejor de difundir los principios libertarios.

El Ateneo Libertario surge de la tradición educativa del movimiento obrero. Su proliferación, especialmente durante la Segunda República, se vio favorecida por la carencia de infraestructuras educativas oficiales para la clase trabajadora.

Cada Ateneo contaba con una biblioteca que constituía su punto de partida y una sala de conferencias. La pasión por la lectura que caracteriza a una parte importante de la militancia anarquista era un vehículo de autoeducación.