Asociaciones por la memoria histórica piden la retirada de la guía del cementerio

6 Dic 2006
Asociaciones de recuperación de la memoria histórica e historiadores expertos en la materia han pedido al Ayuntamiento de Sevilla la retirada de la guía turística del cementerio de San Fernando, al considerar que en ella se hace postergación de los fusilados del bando republicano en la Guerra Civil y, por el contrario, se presenta a los miembros de las tropas franquistas como los únicos “caídos por la Patria”.

La guía, presentada a mediados del pasado noviembre, es una iniciativa del Consorcio de Turismo y la Delegación municipal de Salud y Consumo –de la que depende la dirección del camposanto- y ofrece al visitante varios itinerarios para conocer el cementerio a partir de sus zonas históricas y las tumbas y panteones de carácter monumental.

En condición de tal aparece en el plano que ilustra la guía, con el número 2, el “monumento a los muertos por la Patria”, levantado por el Ayuntamiento en recuerdo de los miembros del bando sublevado el 18 de julio de 1936 que murieron durante la Guerra Civil, y que se encuentra a unos metros del acceso principal del camposanto.

Por el contrario, no aparece referencia alguna a la fosa común, donde, según los historiadores, están enterradas entre 3.000 y 3.400 personas, casi en su totalidad elementos de las izquierdas y combatientes del bando que defendió al Gobierno legítimo de la II República.

Tampoco existe referencia alguna a la tumba de Diego Martínez Barrio, presidente de las Cortes Republicanas y presidente de la República en el exilio, y cuyos restos fueron repatriados desde París en el año 2000 por iniciativa del Ateneo Republicano con la colaboración del Ayuntamiento.

Tampoco Pepe Díaz

Tampoco se hace mención al enterramiento del histórico dirigente comunista Pepe Díaz, secretario general del Partido Comunista entre 1932 y 1943, fallecido en Tbilisi (Georgia). También en este caso el Ayuntamiento, a través de la primera teniente de alcalde, Paula Garvín, intervino directamente en la repatriación de sus restos mortales en abril de 2005.

La denuncia por esta diferencia de trato ha partido del grupo de trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía, vinculado al sindicato CGT y pionero en el estudio de la memoria histórica en Sevilla. El coordinador de este colectivo, Cecilio Gordillo, ha dirigido un escrito al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, en el que le reclama la retirada de la publicación, que se encuentra ya disponible en los puntos de información turística.

Gordillo destaca en su carta que la guía no contiene “ninguna información sobre la existencia de las fosas comunes, producto de los fusilamientos por el franquismo entre 1936 y 1953”, y donde desde hace unos años existe un monolito en su memoria que inauguró el alcalde.

Cecilio gordillo achaca el problema a un “error o a la falta de conocimiento” de los autores de la guía, pero sostiene que, en cualquier caso, se trata de una situación “lamentable”. Mucho más –entiende el portavoz del grupo de trabajo- cuando, en las próximas semanas, el Ayuntamiento aprobará, “por fin”, la propuesta de construir, junto al monolito, un muro donde escribir los nombres de los asesinados por las tropas golpistas.

Gordillo pide al alcalde que actúe en este caso con la misma celeridad con la que intervino con respecto a una guía para el profesorado en torno al Canal de los Presos que editó el Ayuntamiento con la colaboración de este grupo de trabajo, y que, tras recibir duras críticas, fue soslayada y ni llegó a presentarse en público.

“Este ejemplo me da pie para solicitarle la retirada inmediata de dicha guía turística y su sustitución por una que recoja (…) no sólo la existencia de fosas comunes, sino también de otras tumbas de personas de reconocido prestigio para esta ciudad, como la del presidente Martínez Barrio”, asegura Cecilio Gordillo en su carta al alcalde.

“Ya está bien de toreros y cofradías”

SEVILLA._ El escrito del grupo de trabajo de CGT ha recibido el respaldo de la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, cuyo responsable de Investigación, Ángel del Río, destacó el “simbolismo” de la fosa común “para centenares de familias sevillanas, incluso para muchas que no tienen ninguna certeza de que sus parientes están enterrados allí, pero que acuden a poner flores en señal de respeto”. Del Río lamentó la ausencia de referencias a los caídos en defensa de la Constitución republicana y achacó esta circunstancia a “un olvido” o a la “dejadez”. “El hecho es que se ha demostrado una enorme falta de sensibilidad, no se ha tenido en cuenta que el cementerio es parte de la memoria histórica”, explica el portavoz de este colectivo, que pide, asimismo, la retirada de la guía.

En el mismo sentido se han expresado historiadores como José María García Márquez, que fue el primero en advertir sobre esta situación. García Márquez presupone que es producto de un “olvido”, pero lamenta que se pueda animar a visitar el cementerio sin hacer mención de la fosa donde fueron enterrados los defensores de la democracia, un lugar que, “debería ser motivo de orgullo”.

“Ya está bien de toreros y cofradías”, dijo el historiador en referencia a dos de los prototipos sociales cuyas tumbas están ampliamente representadas en la guía. “En la fosa común también hay enterrados muchos sevillanos de todas las condiciones sociales, y es imperdonable que no se les tenga en cuenta”, señala.


Francisco Javier Recio

SEVILLA

Modificar este artículo

Nike News