La secretaria de Estado de Defensa, Soledad López, afirma que se quitarán "en tiempo" y destaca el papel de la mujer en las Fuerzas Armadas

La retirada de los símbolos franquistas no es "la prioridad absoluta" para Defensa

La secretaria de Estado de Defensa, Soledad López, afirmó hoy que la retirada de símbolos franquistas de los edificios militares "no se va a convertir en la prioridad absoluta" de su Departamento y que esos cambios se realizarán "en su tiempo". También destacó el papel y la presencia de la mujer en las Fuerzas Armadas, con más de 110 comandantes y con la posibilidad de que en el futuro a largo plazo haya una jefa de Estado Mayor de la Defensa.


La número dos de Defensa aseguró, en declaraciones a Onda Cero, que la retirada de símbolos franqustas en instalaciones castrenses no será "la prioridad absoluta del trabajo del Ministerio" y que esos cambios se realizarán "en su tiempo".

López destacó la modernización de los ejércitos y la profesionalidad de los militares, así como la "normalidad" con la que perciben que una mujer esté al frente de la Secretaría de Estado. También incidió en el papel y la presencia de las féminas en las Fuerzas Armadas y en su mayor protagonismo en el futuro a corto y largo plazo.

"Tenemos ya 110 mujeres comandantes. En dos años tendremos las primeras mujeres tenientes coroneles y generales en unos diez años. Por supuesto que habrá mujeres tenientes generales y estoy convencida, y me gustaría mucho verlo, de que habrá una mujer que dirija las operaciones, que sea jefa del Estado Mayor de la Defensa. Eso va a llegar. Ahora tenemos más de 15.000 mujeres, más de un 12 por 100 de presencia en los tres ejércitos. Somos el tercer país en el mundo, después de Francia y de Canadá", indicó.

Minimizar el riesgo

La secretaria de Estado se refirió a la seguridad de las tropas desplegadas en el exterior y aseguró que su protección "siempre" ha estado "presente" en el trabajo diario del Ministerio. "Si nuestros ejércitos van bien dotados, con los mejores equipos, con las mejores tecnologías y con los mejores sistemas de información, el riesgo se minimiza. Nuestros efectivos están protegidos y tienen el mejor material posible. He tenido ocasión de verlo cuando he viajado a las misiones y, desde luego, la seguridad es una prioridad absoluta. Estamos haciendo inversiones constantes. El material es ya bueno, pero hay que seguir mejorándolo constantemente", explicó.

Tras señalar que "los inhibidores de frecuencia no son una panacea y no evitan determinados ataques terroristas", incidió en la importancia que tiene la misión española en Afganistán para la seguridad del resto del mundo : "Damos seguridad a los civiles que hacen ese trabajo. Se ha conseguido disminuir la mortalidad infantil en un cincuenta por ciento, el analfabetismo, en fin, nuestros militares están trabajando por la paz, por la legalidad internacional, por la estabilidad.La paz en esa zona es la paz en el mundo y la paz en Europa", señaló.

En relación a la reapertura de la investigación sobre la contratción del Yak-42, López consideró como "un disparate" que se vinculen "decisiones judiciales a procesos electorales" y reiteró el pleno apoyo del Gobierno a las familias de los 62 militares muertos en el accidente de Turquía. "Ellos (los familiares) nos han sentido siempre cercanos y a su lado. Debemos dejar a los jueces que hagan su trabajo y nosotros vamos a darles todo el apoyo y la documentación que necesiten", dijo.

EP

<:info_portfolio:>

Documents joints