El Supremo vuelve a rechazar la práctica de nuevas pruebas por la ejecución de Puig Antich

El Tribunal Supremo volvió ayer a rechazar la práctica de nuevas pruebas que habían sido solicitadas por la familia del anarquista Salvador Puig Antich, ejecutado en 1974, antes de que terminaran las deliberaciones sobre si procede o no revisar la sentencia que le condenó a muerte.


Según informaron fuentes del alto tribunal, la Sala de lo Militar decidió ayer desestimar el recurso de súplica presentado por la familia de Puig Antich contra el auto que denegó la práctica de estas nuevas pruebas. Salvador Puig Antich, un anarquista barcelonés del Moviment Ibéric Llibertari (MIL), fue ajusticiado por el método del garrote vil el 2 de marzo de 1974, tras ser condenado como autor de la muerte a tiros del policía Francisco Anguas cuando supuestamente iba a detenerle por su presunta participación en el atraco a un banco de Barcelona.

El pasado 20 de marzo, el Supremo desestimó la práctica de dos nuevas pruebas solicitadas por las hermanas del anarquista al considerar que éstas son « irrelevantes » y « no añaden nada nuevo a las ya practicadas en su día ». También rechazó el acceso al documento original de la autopsia.

<:info_portfolio:>

Documents joints