Anarquistas en Valladolid

En este espacio, vamos a tratar de sintetizar y dar a conocer hechos y compañeros anarcosindicalistas y libertarios que tuvieron relación con Valladolid. No es posible entender la historia de España, al menos la del primer tercio del siglo XX, sin tener presente al anarquismo.


Fueron muchos los miles de hombres y mujeres que lucharon por la conquista de un mundo nuevo inspirado en los principios libertarios. Hoy, salvo contadas excepciones, la inmensa mayoría de ellos están olvidados.

Aunque Valladolid no ha sido una de las plazas fuertes del anarquismo, siempre fue minoritario respecto al socialismo, su persistencia en el tiempo y espacio ; pragmatismo sindical y continua labor de propaganda y acción cultural ha proporcionado algunas de las más importantes figuras del movimiento obrero nacional.

La AIT se fundó en 1869 por iniciativa, entre otros, de Francisco Cea Bermúdez. Acudió al congreso de Barcelona, 1870, representando a trabajadores de la ciudad. Agrupación que estuvo presente en los congresos de Zaragoza (Santiago Gómez) y Córdoba (más de 500 afiliados y como delegado Marcelino Yarza) en 1872.

Hasta la creación de la CNT en 1910, el movimiento obrero de la ciudad estuvo presente en los diversos intentos de organizar una central obrera de tendencia libertaria

En 1904 los ácratas se concentraban en una sociedad de albañiles llamada La Progresiva.

En 1915 el destacado ácrata local Mariano Manzano Díez acudió a El Ferrol para asistir al Congreso Internacional contra la Guerra.

En el congreso cenetista de 1919, Evaristo Sirvente Cristóbal representó al sindicato local. Fue el momento en el que los anarcosindicalistas vallisoletanos transformaron las viejas sociedades en sindicatos, agrupados en una federación local y crearon un Ateneo Obrero Sindicalista.

Se constituye, en 1920, la Regional Norte de la CNT. Manuel Buenacasa represento en el primer congreso de la regional, al sindicato de Valladolid y sus 120 afiliados.

Si el asociacionismo obrero libertario tuvo continuidad durante estos años, el mundo cultural, educativo y su difusión a través de la prensa la gozó también.

La voz del trabajador (fueron directores Indalecio Cuadrado y Miguel Lozano). La crónica de los trabajadores (1883) y El Cosmopolita (1884-1885), de tendencia colectivista, El segundo reapareció, brevemente, en 1901 con una redacción formada por Tapia, Palacios y Gutiérrez y publicó textos de Fermín Salvochea con quien, los militantes obreros de la ciudad habían contactado durante la estancia del gaditano en la cárcel de la ciudad entre 1893 y 1898. Tierra Libre. En él escribieron Miguel Ruiz, Florencio Tapia, E. Pérez, F. Cámara o F. Martín.

Durante esta primera década del siglo XX comenzaron a publicarse en Valladolid periódicos de contenido pedagógico libertario. Se editaron Escuela Libre y La Enseñanza Moderna, y La Escuela Moderna. Todos ellos estuvieron dirigidos por Federico Forcada. Gozaron, entre otras, de colaboraciones de profesores formados en la escuela creada por Francisco Ferrer en Barcelona. Fueron los casos de José Casasola, Calderón o el propio Forcada.

Unas publicaciones que se correspondían a la existencia en la ciudad de diversas escuelas laicas, modernas, o racionalistas, como la que, en 1913, creó el libertario Miguel Campuzano García.

En 1915, llegó a la ciudad Luis García Muñoz, Zoais. No sólo dio clases o impartió ciclos de conferencias para los afiliados al pequeño sindicato cenetista, sino que además se convirtió en el animador de la Federación de Grupos Anarquistas de las Dos Castillas y León. También estuvo Eusebio Carbó.

Se celebraron actos culturales. Como los del médico libertario Emiliano Pedrero Mardones, asesinado en 1937, o Emiliano Pineda de la Universidad Popular de Valladolid y corresponsal de la publicación de la familia Montseny, La Revista Blanca.

De este pequeño foco ácrata surgieron varios destacados militantes del anarquismo y anarcosindicalismo español. Evelio Boal, secretario nacional de la CNT, Pedro Herrera, miembro del comité peninsular de la FAI o el propio Orobón Fernández, que perteneció al secretariado de la AIT, la internacional sindicalista revolucionaria creada en Berlín en 1922.

Word - 841 ko

Grupo de recuperación de la memoria libertaria. CGT Valladolid.

<:info_portfolio:>

Documents joints