Amnistía Internacional denuncia que la Ley de Memoria Histórica “contiene mecanismos de impunidad inéditos”

El director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, denunció hoy que la Ley de la Memoria Histórica, en su actual redacción, “contiene mecanismos de impunidad inéditos”, e “incumple los principios básicos de la legalidad internacional, el derecho a la justicia, a la verdad, y a la reparación”. A su juicio, protege “más a los autores que a las víctimas”, a quienes, además, “pone obstáculos”.


Antes de ofrecer una conferencia en San Sebastiián titulada “No hay derecho. Hacia una Ley de punto final”, Beltrán defendió que la Ley de Memoria histórica debe ser una norma de “ampliación de derechos de las víctimas del franquismo en la Guerra civil”. Sin embargo, aseguró que “contiene mecanismos de impunidad inéditos, como no se veían, por ejemplo, desde la época de Argentina en 1986”, ya que “protege la identidad de los presuntos autores”.

En este sentido, explicó que, si un ciudadano “pide un certificado de lo que le pasó a un familiar, si aparecen los propios autores no le dan el original, sino un certificado, para protegerlos”. Además, criticó que si se va a realizar una declaración ante el Consejo de Expertos “no puede mencionar ante él a los presuntos autores”.

El director de Amnistía Internacional reiteró que se trata de “mecanismos de impunidad que protegen más a los autores que a las víctimas, y ponen obstáculos a éstas”. Además, denunció que “el derecho a la Justicia no figura” en la Ley, ya que contempla que “no se pueden volver a juzgar crímenes contra el Derecho Internacional”, cuando “por supuesto que se pueden volver ha juzgar porque no prescriben”.

REPARACION ECONOMICA Según afirmó, se trata de crímenes que, “hasta que no se encuentre a los verdaderos autores, no pueden prescribir”. También denunció que en la Ley “no aparece reparación económica de ningún tipo, sólo reparación moral global”. Por ello, criticó que “es como si el Estado no hubiera estado en estos 70 años implicado en nada”, dado que “lo exime de forma taxativa”.

Preguntado sobre si esas limitaciones pueden responder a un temor al PP o a las consecuencias jurídicas que conllevaría al Estado, Beltrán respondió que “no estamos hablando de cuestiones de muchísimo empaque para el Estado”, porque Amnistía Internacional “no pide que se revise toda la cosa juzgada durante la época del franquismo en la Guerra civil, sino aquellos que fueron crímenes contra el Derecho Internacional, incluyendo las sentencias de muerte”.

El representante de Amnistía Internacional señaló que han hablado con los grupos parlamentarios y con el PSOE, y siguen sin saber “por qué hay esta negación, no por motivos políticos, de las Leyes Internacionales”.

Finalmente, aseguró que espera que “rectifiquen y que, en el marco de la tramitación del proyecto de Ley, se les convenza de que, para tener una mala Ley, es preferible tener una mala política que, al menos, no prohíba a la gente hacer cosas”.

<:info_portfolio:>

Documents joints