SALUD Y ANARQUÍA. SOLIDARIDAD INTERNACIONAL ANTIFASCISTA SIA

8 Sep 2014

19. SALUD Y ANARQUÍA. SOLIDARIDAD INTERNACIONAL ANTIFASCISTA SIA
Los sanitarios ácratas, fueron la base adecuada para que la salud ocupase durante 1869-1939, un espacio de gran relevancia en la prensa libertaria, en las conferencias impartidas en ateneos y centros obreros, en la propia organización sindical de la CNT y en la Revolución de 1936. Unas estructuras sanitarias de tanto interés y originalidad como el propio proceso revolucionario en que se enmarcaron a través de las colectividades, los consejos municipales y regionales, las milicias obreras, las unidades militares confederales, e incluso, con la participación en los gobiernos. Control obrero, universalización de la asistencia, comarcalización de los servicios e información a la población, fueron las principales claves de este modelo sanitario, adelantado a su tiempo.

SIA fue creada por la Revolución Española, pero fue inmediatamente prohijada por cuantos en el mundo ansiaban encontrar el sistema de organizar la ayuda de forma efectiva y directa, aglutinando conciencias libres de hombres y mujeres de sentimiento y espíritu generoso.

Era la solidaridad internacional en la lucha contra el fascismo, traduciéndose en bienes morales y materiales, en consuelo del gesto fraternal, y en la leche, y el chocolate, y el vestido, y el alimento que nutría y cubría los cuerpos quebrantados.

La solidaridad es el gran principio moral de ayuda mutua entre los hombres, que supera el concepto humillante de la caridad cristiana

Libro de oro de la Revolución Española, 1946