Principios básicos de la Pedagogía Libertaria.

1 Oct 2014

“La ignorancia es el alimento de la esclavitud”

1.- LIBERTAD Y ANTIAUTORITARISMO

La pedagogía libertaria educa en el rechazo de toda autoridad arbitraria, rechaza la sumisión y desarrolla un aprendizaje de la autonomía y de la libertad individual y colectiva.

La meta final es formar personas que sean dueñas de su propia vida y que no se dejen oprimir ni explotar, poniendo en práctica el libre pensamiento y la autonomía moral, puesto que la libertad se construye mediante la libertad.

2.- APOYO MUTUO Y SOLIDARIDAD

El anarquismo defiende la práctica del apoyo mutuo y la solidaridad, que conducen a una sociedad nueva, sin opresión ni explotación.

La pedagogía libertaria ofrece una metodología y una escala de valores no basadas en la competitividad o la desigualdad, sino en la cooperación y en el trabajo compartido.

3.- ENSEÑANZA INTEGRAL Y RACIONAL

Educación integral significa fomentar por igual el desarrollo de las capacidades intelectuales, manuales y artísticas de la persona y huir de la especialización, que es causa de la desigualdad y la injusticia social. Además ha de ser racional, es decir, potenciar la capacidad de pensar de forma crítica y creativa, abandonando todo tipo de dogmas.

4.- ENSEÑAZA INTEGRADA Y AUTOGESTIONARIA

La enseñanza debe estar relacionada con la sociedad en la que se inserta, no para reforzar las estructuras sociales dominantes, sino para denunciarlas y potenciar las verdaderas necesidades de las personas. La escuela tiene que abrirse a la sociedad y ser un foco de irradiación cultural.

Enseñanza autogestionaria significa que es autónoma y asamblearia, tanto en el aula como en el centro, sin jerarquías y con la participación de todas las personas implicadas.