PÓRTICO

1 Sep 2014

01. PÓRTICO
Siempre resonará en nosotros el eco triunfal de aquellos momentos cruciales en que el pueblo, espontáneamente, determinado por el mismo impulso se lanzó a la calle y tomó en Madrid, en Barcelona, en Valencia, en Bilbao, en tantas villas y ciudades, los cuarteles, los edificios oficiales, las centrales telefónicas, los puestos de radio, las iglesias y conventos…

¡Días maravillosos de ilusión en que sentimos la embriaguez de una victoria muy grande, muy bella, muy pura ! El pueblo, los hombres y mujeres surgidos de la calle, de las capas densas y profundas de una masa anónima y formidable, después de levantar las barricadas, las deshacían ; después de derramar su sangre en los combates callejeros, se aprestaban a trabajar con encarnizamiento, asumiendo la dirección de las industrias, corriendo en auxilio del trozo de España dominado por el fascismo, Los campos, las minas, los talleres abandonados por los propietarios eran ocupados por la clase obrera que, después de haber batido al enemigo con las armas en la mano, se aprestaba a batirlo nuevamente empuñando las herramientas y organizando, en medio del caos producido por la quiebra de todos los resortes del Estado republicano, la producción y la distribución, la lucha activa contra el fascismo en el frente y en la retaguardia. Libro de oro de la Revolución Española, 1946

El 19 de julio de 1936 fue el estallido de rebeldía del pueblo contra siglos de opresión y oscurantismo del poder de la Iglesia y del Estado. Con esta exposición presentamos en imágenes una muestra del rico caudal de la filosofía anarquista que inspiró la revolución social, rindiendo así homenaje a los hombres y mujeres que llevaban un mundo nuevo en sus corazones y que hicieron posible la Idea de la transformación social.