Experiencias en la Historia 1. La Escuela de Yásnaia Poliana de Lev Tolstói

1 Oct 2014

Lev Tolstói (1828 – 1910), el autor ruso más universal, fue un anarquista de corte cristiano. Vegetariano, defensor del esperanto, amigo de Proudhon y Reclus, defendió la vida sencilla dentro de la naturaleza, la no violencia y la libertad del individuo. Criticó duramente al Estado, a la Iglesia, a la Justicia, al Ejército y a todo tipo de autoritarismo. Fue excomulgado por la Iglesia rusa. Noble de nacimiento, repartió sus propiedades entre los campesinos y se dedicó a la instrucción del pueblo poniendo en práctica sus teorías pedagógicas antiautoritarias.

Fundada en 1859 en una finca de su propiedad, constituye una de las primeras experiencias de escuela libertaria y antirrepresiva. Para Tolstói la metodología y el fin de la educación es la libertad : así Yásnaia Poliana es una escuela abierta a todo el mundo, donde no existe ningún tipo de obligación : no hay ni horarios ni programas ni disciplina. Tampoco hay premios o castigos y los exámenes están excluidos.

La metodología se basa en un aparente desorden u “orden libre”, nacido de las necesidades de los alumnos y que irá desapareciendo a medida que éstos progresen en conocimiento :

“Cierto tipo de desorden exterior es útil, según pienso yo, y nada puede sustituirlo, por muy raro e incómodo que pueda resultar al que enseña”

El paidocentrismo de Tolstói es absoluto :

“El maestro está siempre llevado involuntariamente a escoger para él el procedimiento de enseñanza más cómodo. ¡Cuanto más cómodo es este procedimiento para el maestro, más incómodo es para los discípulos ! Sólo es bueno aquel que satisface a los alumnos.”

En Yásnaia Poliana la actividad dura todo el día. Las “materias” que se desarrollan son historia sagrada, historia de Rusia, geografía, música, etc. Tolstói creó varios métodos de lectura y escritura progresivas. Todo el aprendizaje se basaba en la enseñanza mutua y el trabajo cooperativo.