García Oliver, una vida de aventuras

12 Jul 2020

Macarena Amores García

El 13 de julio de 1980 falleció en Guadalajara (México) tras casi 80 años de lucha

 

Juan García Oliver 

Este 13 de julio se cumplen 40 años de la muerte de Juan García Oliver, una figura importantísima y muy controvertida del anarcosindicalismo español. En pocos minutos de los que disponemos es imposible resumir toda la vida y obra de García Oliver.

Como se menciona en el artículo del blog “La Voz de la República”, Juan García Oliver, como figura anarcosindicalista, encierra una de las rarezas más peculiares de la historia libertaria. Fue, nada más y nada menos, nombrado ministro de Justicia el 4 de noviembre de 1936, en plena Guerra Civil.

Juan nació en Reus (Tarragona), en el seno de una familia de clase obrera del sector textil. Desde los 13 años fue camarero de profesión en diferentes restaurantes de Barcelona. A los 17 años comienza a participar en círculos obreros, afiliándose a la CNT. 

1918: formó parte del comité de acción del sindicato de hostelería de la CNT y fue detenido por primera vez. 

En la década de los años 20 del siglo XX participó, junto a Durruti, Ascaso y otros compañeros, en la creación del grupo de acción “Los Solidarios”, uno de los más activos durante los meses previos a la instauración de la dictadura de Primo de Rivera.

1924: detenido en Burgos. Tras su salida de la cárcel se exilia a París donde continuó teniendo contacto con círculos anarquistas españoles e italianos.

1925: participa en el atentado frustrado contra Alfonso XIII en París. Huyó a Bruselas pero poco tiempo después fue detenido y vuelto a encarcelar.

Con la proclamación de la II República, en abril de 1931, vuelve a salir de la cárcel y se reincorpora a círculos anarquistas de la ciudad de Barcelona. Fue uno de los impulsores de las nuevas tendencias insurreccionales que, ante la llegada del nuevo régimen republicano, se impuso en el seno de la CNT. 

1933: vuelve a la cárcel por participar en varios actos insurreccionales que tenía con objetivo la revolución social. A finales de este año, cuando sale de la cárcel, funda el grupo “Nosotros”.

1936: nombrado ministro de Justicia. Según quienes le conocieron, García Oliver pretendía establecer una legalidad no procedente del Estado sino de lo popular. Fue ministro durante 191 días, en los que destruyó la Dirección General de Registros y Notariado porque “no había propiedad privada de las tierras”. 

Desde su exilio, y durante los primeros años continuará con su actividad contra el franquismo. Fue uno de los financiadores de varios intentos de asesinato de Franco a lo largo de la dictadura. En México, ciudad en la que finalmente moriría en 1980, completamente solo. Su tumba ha estado perdida hasta hace relativamente poco tiempo. 

En 1978 publicó su autobiografía, "El eco de los pasos" en Ruedo Ibérico.

El eco de los pasos: el anarcosindicalismo/García Oliver, Juan

 

 

Cuarenta años de la muerte de García Oliver. El alma de Los Solidarios y Ministro de Justicia Popular

Todo por hacer

https://www.todoporhacer.org/garcia-oliver/